Agarraros que vienen curvas, pero de las divertidas 🙂

Esta entrada es una de mis favoritas. Bueno, en realidad a nadie le gusta dejar al descubierto sus debilidades, pero tratándose de pecados scraperos, creo que más de uno y de diez se sentirán identificados conmigo.

He leído muchos posts acerca de las compras en el mundo del scrapbooking, de las cuáles puedo destacar las que más hincapié hacen en los cuidados que hay que tener cuando compras artículos para tus creaciones. Te advierten para que no te dejes llevar por el impulso de picar todo aquello que se nos pone a la altura de los ojos. Consejos para organizarse a la hora de visitar tienditas de scrap.

Pues bien, yo no puedo evitar esa necesidad.  Cada artículo que elijo es el resultado de un flechazo.

Si bien es cierto, cuando compro online, hago y rehago el carrito de la compra unas 3 ó 4 veces (quizá alguna más) y casi siempre varía (siempre espero que la cantidad a pagar sea un poco más pequeña pero suelo conseguir el efecto contrario, je je je). Es uno de los momentos de la semana que más me apasionan: deleitarme con los artículos que encuentro en todas las web que venden artículos para scrapbooking. No sé a vosotros, pero a mí me da un vuelco el corazón cada vez que recibo el correo de “confirmación de pago” y sólo ansío el momento en que reciba todas esas exquisiteces.

Si bien es cierto me confieso una compradora compulsiva. Casi siempre he disfrutado mucho usando mi tarjeta VISA, pero últimamente he concentrado estos gastos en mis manualidades. Quizá aun no me haya dado cuenta, pero creo que este hobby que me ha cautivado desde hace ya unos meses ha sido la perdición de mi cuenta bancaria, aunque yo ya tengo una excusa maravillosa: hace 5 meses y medio que dejé de fumar, exactamente el día antes de dar a luz. Yo me gastaba alrededor de 150 euros en tabaco mensuales (lo sé, es una pasada) y en lugar de hacer lo que todo el mundo recomienda (una huchita), he decidido gastarlo en mi nueva aficción que me regala momentos de muchísima relajación y disfrute personal.

Os dejo una galería que resume perfectamente las compras que he hecho este mes de noviembre. Bueno, creo que ha caído alguna más del Black Friday, pero unas aun no me han llegado y otras no corren a mi cuenta (engañé a mi chico para que me hiciera los regalos de Navidad por adelantado 😉 )

Y tú, ¿has comprado mucho este mes? ¡Me encantaría que me contases! Las locas con las compras necesitamos apoyarnos y compartir nuestros vicios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR